Las cápsulas se reciclan

Presentamos nuestro modelo colaborativo a las Administraciones Públicas

La secretaria General de AECafé, Montserrat Prieto, y el presidente de ARECAFÉ, Alberto Vega, (izquierda) junto a la Conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez Mejuto (derecha)

En el marco de nuestro objetivo de incrementar el conocimiento del sistema de recogida y reciclaje de cápsulas de café, a la vez que se amplían los puntos de recogida y la accesibilidad a los mismos, desde ARECAFÉ, de la mano de la Asociación Española del Café (AECafé), impulsamos una comunicación constante y fluida con las distintas Administraciones Públicas, que estamos materializando en diversas reuniones y encuentros.

Entre los más recientes se encuentra el realizado con Ángeles Vázquez Mejuto, Conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia, a la que presentamos nuestro ambicioso sistema colectivo de recogida y reciclaje de cápsulas de café usadas, de aluminio y plástico, que ofrece una respuesta sostenible y circular a su la gestión.

En nuestro modelo colaborativo, los municipios, las mancomunidades y las Comunidades Autónomas tienen un rol dinamizador en la expansión del modelo de gestión de las cápsulas de café postconsumo, facilitando la expansión de la recogida de cápsulas en los puntos limpios, tanto fijos como móviles, que actualmente se sitúan en más de 2.400. De este modo, ofrecemos al consumidor un mejor y más amplio acceso al sistema de recogida, donde contamos ya con más de 4.200 puntos de recogida en total a nivel nacional.

Alberto Vega, presidente de ARECAFÉ, y Montserrat Prieto, secretaria General de AECafé, ya han mantenido encuentros al más alto nivel con representantes de 12 de las 17 Comunidades Autónomas para presentar esta alianza. Hasta final de año continuaremos con estos encuentros para visibilizar a las Consejerías de Medioambiente nuestro sistema de gestión de residuos de cápsulas y, al mismo tiempo, con su ayuda, incrementar la tasa de reciclaje de ARECAFÉ.